:: TIENDA :: :: EDITORIAL :: :: BLOG :: 

lunes, 26 de enero de 2009

Ultimate SHI (IX): Geopolítica del mundo actual y situación de los metahumanos

Por Raúl "Darkos" Roldán y Víctor "Henshin" Castillo.

El enfoque principal de la ambientación está centrado en España, seguido de Europa y el resto del mundo respectivamente. Este es un resumen de las relaciones humanas-meta humanas en los diferentes continentes:

Asia, debido a su nivel de población es la zona del mundo con más número de meta humanos por metro cuadrado y también la que presenta más variación social. En China se les tiene bajo un rígido control social, fichados y monitorizados. Abundan las leyendas urbanas de internados y centros sociales en donde viven mutantes que han sido “reclutados” a la fuerza, alejándolos de sus familias para servir al estado. En el sudeste asiático reina el caos absoluto respecto a los meta humanos e IDESS lo aprovecha para convertir este territorio en el “patio de recreo” para sus actividades fraudulentas. En Japón los meta humanos arrasan socialmente.. En la India los meta humanos son sometidos a una adoración más grande, si cabe, que en Japón; la línea que separa su imagen como avatares divinos y estrellas de Bollywood está cada vez más difuminada.

Europa, tiene a numerosos metahumanos en su población y sobretodo una detallada y conflictiva historia pasada con ellos. España fue el primer lugar en donde se probaron las habilidades metahumanas con finalidades militares durante la Guerra Civil. En la actualidad nuestro país tiene, como en todos los ámbitos, una política ambigua respecto a ellos; por un lado los que se adscriben a la oficialidad son bien tratados pero los que no están en ella son vistos de las maneras más dispares, desde héroes sociales a oportunistas pasando por locos peligrosos. Como en todo, la polarización sobre su presencia en la sociedad está muy marcada.

El trato ambiguo se extiende a muchos otros países como Francia e Italia. Alemania intenta sacarse de encima los fantasmas de su pasado metahumano y ayuda a todos los que se adscriban a la defensa del país, no teniendo ningún miramiento para los que usan sus poderes de manera dudosa o ilegal. En Rusia el gobierno niega cualquier implicación con los meta humanos, pero los miembros restantes del antiguo Vulkan Komitee presiden una oscura red de criminales meta humanos que son enviados a peligrosas misiones a cambio de la conmutación de su pena.

África es un lugar inhóspito para los meta humanos y la mayoría de estos acaban muertos o bien sirviendo para alguna milicia o para el dictador de turno que se alce en ese momento. Algunos incluso se convierten en esos dictadores y no es raro ver pequeñas naciones gobernadas por alguno de ellos.

América del norte tiene una gran población meta humana, pero su atención se centra en los mutantes, a los que el gobierno normalmente considera un problema debido a su número. En los EUA se vive un clima enrarecido respecto a la meta humanidad tras los atentados del 11-S, que han llevado a implementar una ley de registro voluntario de la gente con súper poderes, cosa que no es vista con buenos ojos en la sociedad meta humana. Las protestas de grupos como el Frente de Liberación Mutante son constantes, mientras que los meta humanos que han “firmado” para ser registrados intentan concienciar a sus iguales para que lo hagan.

4 comentarios:

Servobot dijo...

Teniendo en cuenta la política de EEUU tras los atentados del 11s creo que el registro hubiera sido obligatorio para los metahumanos.
Aunque esto polarizaría demasiado la ambientación quizá.
¿Qué opinais?

Anónimo dijo...

Hombre, si los atentados hubieran sido provocados por un metahumano...

Victor dijo...

Precisamente por eso, porque los atentados ocurrieron exactamente como en nuestro mundo, el registro post 11-s no es obligatorio, aunque muy aconsejable para ganar muchas ventajas. Queríamos transmitir ese miedo de "si lo del 11-s lo hiceron cuatro tipos sin poderes, que puede llegar a pasar con metahumanos?"

De esta manera polarizamos la sociedad americana, pero tampoco de manera tan radical.

Anónimo dijo...

Marc:

Pues si, al final parece que la Civil War está a la vuelta de la esquina en EUA: solo hace falta un desastre con muertos y empieza la fiesta ;)