:: TIENDA :: :: EDITORIAL :: :: BLOG :: 

miércoles, 1 de julio de 2009

Ojos de Canica

Elaborado por Cirax


Jon siempre traía juguetes al cole, su familia le regalaba un montón y tenía muchísimos, demasiados… para colmo de los que no teníamos casi juguetes, Jon trataba los suyos fatal, no los cuidaba y casi ni jugaba con la mayoría de ellos. Por eso Ojos de Canica comenzó a visitarle, aparecía cuando estaba jugando con nosotros en el parque o en su cuarto por las noches y le robaba sus juguetes. Se los iba quitando de pocos en pocos y si Jon intentaba impedírselo, le hacía daño. Sus padres se dieron cuenta de que cada vez tenía menos juguetes y pensaron que los estaba regalando a otros niños o que los perdía, y por ello le castigaron sin dejarle llevar juguetes a la calle. Pese a lo que pueda parecer, esa fue una época en la que Jon realmente comenzó a disfrutar jugando, Ojos de Canica ya no iba a quitarle juguetes, porque simplemente no tenía. Pero llegó el inevitable día de su cumpleaños, y toda la familia fue a verle, le regalaron montones y montones de juguetes nuevos y cuando todos se fueron Jon se quedó llorando en su habitación… sabía que aquella nueva tanda de juguetes atraería a Ojos de Canica… y así fue. Aquella noche Jon durmió del tirón sin siquiera levantarse al baño o a por agua como solía hacer. Cuando sus padres fueron a despertarlo por la mañana ya era demasiado tarde… en la autopsia se encontraron varias canicas alojadas en su garganta, un desafortunado accidente que acabó con su vida a causa de la asfixia, pero los demás niños sabemos que no fue un accidente, y por eso cuidamos nuestros juguetes, porque sino, sabemos que ella vendrá a por nosotros.

Descripción: Ojos de Canica es un monstruo que adopta el desaliñado aspecto de una niña pobre y sucia de pelo negro y estropajoso. Su piel es muy pálida y está extremadamente delgada, tanto que sus huesos pueden adivinarse bajo la piel. Quizá lo más impactante de ella es que las cuencas de los ojos le sangran y lleva canicas incrustadas donde debiera haber globos oculares. Su rostro permanece siempre oculto tras una máscara blanca de rasgos femeninos y que da la sensación de estar sonriendo permanentemente.

Lleva un viejo vestido blanco con flores y siempre va descalza. Sus apariciones suelen estar precedidas por la aparición de canicas o por juguetes que cambian de lugar cuando nadie mira.

Su objetivo es hacer sufrir a los niños que tratan mal sus juguetes o que no los valoran, para ello suele llevarse los juguetes de estos niños, haciendo así que los padres les castiguen. Pero esto sólo es un pasatiempo hasta que Ojos de Canica se aburre y decide volver para acabar con sus víctimas.

Rasgos: Inteligente, cruel.

Poderes: Puede inmaterializarse a voluntad para aparecer y desaparecer.(No puede hacerlo de continuo, sino que ha de esperar un tiempo para regresar). Tiene control sobre los juguetes, a los que puede hacer moverse (sin coste en puntos de terror) o dotar de esencia maligna (la esencia maligna se traduce en una inversión de puntos de terror en el juguete, transformándolo así en un monstruo que recibe 2 puntos de terror por cada punto de terror que Ojos de Canica invierta en él).

Debilidades: Tanto ella como los juguetes con esencia maligna sólo pueden atacar a los niños que no tratan bien sus juguetes o que no saben cuidarlos. (Por otra parte, los niños que traten bien sus juguetes no pueden hacerle daño a no ser que comiencen a tratarlos mal. Esto hace de Ojos de Canica un monstruo selectivo que atormenta a sus víctimas con el estigma de tener que soportar en solitario su acoso.)

Si un niño decide deshacerse de sus juguetes regalándoselos a aquellos con menos que él, o empieza a cuidar sus juguetes, Ojos de Canica comienza a perder poder (a discreción del Maestro).

Puntos de terror: 7

2 comentarios:

Manu "Strawdog" dijo...

Cirax, eres un crack.

Me gustan todos los monstruos que creas, pero este me resulta especialmente aterrador.

Anónimo dijo...

Se agradece jeje, a ver si se anima más gente a enviar monstruos o ayudas para este juegazo.

Cirax.