:: TIENDA :: :: EDITORIAL :: :: BLOG :: 

lunes, 27 de diciembre de 2010

Un hito en el camino

La entrada que os presentamos hoy tiene como objetivo hablaros de uno de los proyectos a los que actualmente estamos dando más peso el núcleo duro de desarrollo de NSR y más concretamente de su sistema de juego, del que algo hemos comentado en nuestro foro. Ese proyecto es el juego de vigilantes La Mirada del Centinela, del que ya habéis visto adelantos tanto de su arte como de su texto en este mismo blog.

Una de las razones por las que La Mirada del Centinela se encuentra todavía en desarrollo es el sistema que coloquialmente hemos denominado "Hitos". Como bien sabéis los que seguís a NSR, los autores que escribimos para esta casa somos de mente inquieta y siempre buscamos dar una nueva vuelta de tuerca a nuestros trabajos. En el caso que nos ocupa Manuel J. Sueiro, alma mater del proyecto, sentía que el sistema NSd20 era incluso demasiado detallista para el tipo de historias que quería contar, así que retomó unos viejos desarrollos para un sistema minimalista que tenía algo olvidadas y le dio una vuelta de tuerca. Así nació "hitos".


"Hitos" no es un sistema especialmente innovador, pero sí es un sistema que nos permite reforzar aquéllos aspectos que queremos destacar en La Mirada del Centinela: los protagonistas sobre la historia, la historia sobre el azar, el reparto del peso de la narración...

El sistema tiene solamente tres rasgos para definir a cada personaje: Características (cuatro diferentes, que oscilan entre 1 y 10), Habilidades (determinadas por el propio jugador, que oscilan entre 1 y 10 también) e Hitos (eventos pasados del personaje que le han marcado). A esto se le añaden algunos elementos descriptivos que, al igual que los Hitos, se utilizan como "aspectos", el popular rasgo de juego desarrollado para el sistema FATE.

Lo cierto es que las primeras pruebas de juego fueron positivas, e incluso nos sirvió para comprobar el grado en que el sistema se podía generalizar a otras ambientaciones, probándolo en entornos distintos como el terror o el post-apocalíptico. Hasta ahora, los jugadores han destacado que el sistema les involucra más en la historia y que los personajes se hacen rápidamente, pero quedan muy definido. Y el uso de los aspectos (en la forma de hitos, conceptos, etc.) también les ha satisfecho en gran medida.

Y eso nos lleva al punto actual. Hoy por hoy estamos jugando dos campañas de La Mirada del Centinela, con grupos independientes (de hecho, residentes en dos ciudades distintas) para poner a punto el sistema mientras se remata la redacción del manual básico, el cuál nos gustaría ofreceros en 2011.

La mesa de juego al final de la primera sesión.
La hoja de personaje es provisional.

Sobre el estado de desarrollo del libro, como podréis suponer el hecho de cambiar de sistema nos ha enlentecido, de hecho hasta el punto que el proceso de ilustración ya ha concluido y el de redacción todavía está terminando, gracias a la colaboración de parte del equipo de pruebas de juego y de Pedro J. Ramos, que se sumó al proyecto hace algunos meses. Indefectiblemente estos cambios han afectado también a las aventuras autojugables Pax y Ultraviolencia, aunque sabemos que estos retrasos nos permitirán ofrecer un producto con un mejor acabado. Junto a ello, la ventaja de haber trabajado previamente con NSd20 es que el material desarrollado para ese sistema sigue siendo aprovechable para otros proyectos que empleen el sistema.

4 comentarios:

cj dijo...

Aprovechando que habláis de futuros lanzamientos, ¿se sabe algo de Dreamraiders?, ¿y del módulo del holandés errante?.

Anónimo dijo...

Seguro que la espera vale la pena.
Después de Aquelarre, La Mirada del Centinela es mi preferido entre vuestro proyectos.
Feliz año y seguid así.

Fdo: Un mecenas :-)

Manu "Strawdog" dijo...

Pues me ha gustado lo descrito hasta ahora sobre el sistema Hitos, así que celebro el cambio, a pesar de que eso provoque un inevitable retraso en la salida de La Mirada del Centinela.

Suerte, y ojalá lo veamos para 2011.

Jokin dijo...

Chequeadi satisfactoriamente el sistema de hitos para la Llamada de Cthulhu.

(A falta de una regla mejor, la cordura es una tirada de Voluntad, en la que el "daño" y la dificultad varían en función de la amenaza)