:: TIENDA :: :: EDITORIAL :: :: BLOG :: 

jueves, 25 de junio de 2009

Castellano antiguo

Entre los distintos elementos de los que nos podemos servir para crear una ambientación adecuada durante la partida y ayudar a los jugadores a meterse en la piel de un hombre o una mujer medieval, disponemos de uno particularmente bueno: el lenguaje. De todos es sabido que las gentes del medievo tenían una forma de expresarse algo diferente a la actual, pues el castellano, como idioma, aún estaba evolucionando del latín y enriqueciéndose con numerosos vocablos de origen vasco, visigodo, árabe y judío. Con un pequeño esfuerzo, podemos tratar de reproducir algunas de estas diferencias en los diálogos entre personajes durante una partida para darle a la escena un sabor genuinamente medieval. Bastará con que tengamos en cuenta algunas de sus peculiaridades:
  • No existe el sonido fricativo velar sordo, es decir, el sonido j o g delante de e, i. Estas consonantes se pronuncian como la y consonántica de yate. Ejemplo: “gente” se pronunciaría “yente”.
  • No existe el sonido interdental fricativo sordo, es decir, z o c delante de e, i. La z adquiere un sonido silbante como el del inglés zoom, mientras que la c delante de e, i se pronuncia como la s. Ejemplo: “cicatriz” se pronunciaría “sicatriz”.
  • El sonido ch, representado por la x, se pronuncia como la sh inglesa. Ejemplo: “chamizo” se pronunciaría “shamizo” y se escribiría “xamizo”.
  • La v se pronuncia colocando los dientes sobre el labio inferior.
  • A veces la h adquiere un sonido aspirado parecido al del inglés he, sobre todo a principio de palabra.
  • Para los perfectos compuestos de los verbos que implican movimiento (ir, llegar, venir, etc.) se usaba el verbo “ser” como auxiliar, en lugar del verbo “haber”. Por ejemplo, en vez de decir “Las mujeres han llegado”, se decía “Las mujeres son llegadas”. Adviértase asimismo que el participio concierta en género y número con el sujeto de la oración. No viene mal recordar en este ejemplo, además, que no se dice “mujer”, sino “muyer”, según las características fonéticas comentadas más arriba.
  • Para los demás verbos se usaba la fórmula actual, con el verbo “haber” como auxiliar, pero en esta ocasión el participio concuerda en género y número con el objeto de la oración, no con el sujeto. Por ejemplo, en lugar de decir “Pedro ha comprado dos gallinas”, se decía “Pedro ha compradas dos gallinas”.
  • En lugar del verbo “tener”, se usa el verbo “haber”: “Buena espada has” (“Tienes una buena espada”).
  • Los pronombres personales átonos (me, te, se, etc.) solían ponerse detrás de cualquier forma verbal: “Besóle la mano”. “Parecesme buen mozo”.
  • El orden de las palabras es mucho más libre que en el castellano actual, aunque, como en latín, los verbos se solían poner al final de la frase: “A Granada con numeroso ejército el rey partió”.
  • El léxico era algo diferente. Se solían usar palabras como assaz (“bastante, muy”), et (“y”), etc.
Por supuesto, no es necesario hacer un uso exhaustivo de todas estas reglas para lograr un efecto satisfactorio. Las tienes ahí para ayudarte en caso de que lo necesites.

22 comentarios:

Erekibeon dijo...

¡Impresionante! Espero que esta pedazo de ayuda también esté en el manual de Aquelarre, jejeje.

Muchísimas gracias y un saludete,

Erekibeon

Beliagal dijo...

Sólo con ver el trabajo tan bueno que Ricard Ibañez hizo con "El Oro y la espada" en la que el propio vocabulario te introducía en el mundillo, con este juego no podía ser menos.

Y ahora, tengo la duda para Antonio Polo... ¿se te ha pegado algo de la jerga según hacíais el libro?


Magnífico trabajo. ;)

Anónimo dijo...

Estupendo!! La nueva edición pinta cada vez mejor.

Funy Skywalker dijo...

Se parece al gallego, ¿no?

Selenio dijo...

Lo mesmo hame a mí recordado. Parécese sorprendentemente a la lengua gallega.

Assaz en común con el catalán há también.

YeYeYeYeYe

Selenio.

Servobot dijo...

Pa la saca

Antonio Polo dijo...

Pues ahora que caigo... De los tres extractos que se han publicado ninguno lo he escrito yo...;)

El primero (Alquimia) es de Miguel Ángel "Hardeck"...

El segundo (Banastos) también es de Hardeck...

Y este último es de Lindelion (como veis, sus librojuegos de Aquelarre nos han causado sensación)...

Os puedo asegurar que yo también he hecho algo en la nueva edición....XD

Selenio dijo...

Sí, llevarte el crédito. XDDD

Selenio.

Eldaniel dijo...

Se parece al bable más que al gallego, sobre todo por lo de poner los pronombres detrás del verbo. Aquí en Asturias tenemos ese modismo, cosa que resulta muy curiosa a los de fuera.

Pedro J. Ramos dijo...

¿Lo que estáis intentando demostrar es que todas las lenguas que se hablan en España están emparentadas entre sí?

Antonio Polo dijo...

No... Lo que quieren decir es que todas proceden de una lengua preterita hablada en los eones anteriores a la aparición del hombre... ¡Ia, ia, shub niggurath...!...;)

P.D. Pedro J, diles que de verdad, de verdad, he escrito algo en el manual, que no me creen...;)

Pedro J. Ramos dijo...

No sé no sé, la memoria me falla :P

Anónimo dijo...

¿Los titulos de creditos, quizas?

Antonio Polo dijo...

¡¡¡Jai, el payo malo!!!... ¡¡¡Cucha lo que ha dicho el Pedro J....!!!!.... ¡¡¡Andevé que como zuba pa los Asturies te vi a da con el cabrales de anki hasta anki...!!!...XD...

(Bueno, los títulos de créditos también son en colaboración...;)...)

Tiglat dijo...

Interesante, el quid de la cuestión es: ¿Sólo castellano antiguo, nada de las otras lenguas penínsulares? ¿En un suplemento quizás?

Lindelion dijo...

Se ha elegido el castellano antiguo por estar el manual escrito en castellano. Sería fantástico si alguien pudiera darnos algunas ideas de cómo se hablaba el euskera, gallego, y el catalán en la Edad Media; y no menos interesante sería saber algo del aragonés, bable, y otros idiomas que han ido desapareciendo con el tiempo, pero que en el siglo XIV podían aún escucharse. Pero me temo que esto último son ya temas demasiado eruditos para fines roleros ;)

Antonio Polo dijo...

Hombre, es cierto que algo de bable si que aparecerá en un futuro suplemento... Y hasta aquí puedo leer...

Jirón dijo...

Eehpsss... De hecho, todas las lenguas de la península sí que están emparentadas entre sí. Técnicamente, desde un punto de vista histórico, en su momento todas eran dialectos de una sola lengua.

Si el castellano antiguo se parece un poco al gallego y al bable es porque, en realidad, no han cambiado tanto desde entonces como cambió el castellano al convertirse en español. Para eso hay razones, principalmente políticas y económicas (de las que derivan razones sociales y hasta literarias), que serían un poco largas de explicar.

Si de verdad alguien quiere un pequeño documento sobre el resto de dialectos peninsulares del latín, puedo dejar de ser lurker y hacérmelo... Sería como encontrarle, al fin, una utilidad a mi carrera. xD

Un saludo a todos,

Antonio Santo
(lurker profesional de la Cofradía Anatema desde el año nimeacuerdo).

Antonio Polo dijo...

Y de entre las nieblas del tiempo se alza de nuevo un lurker pretérito...

¡Hola de nuevo, maese Santo...!

Lindelion dijo...

Maese Antonio Santo, no sé hasta qué punto algo así sería útil para el juego de rol, pero yo me muero de curiosidad por leer un documento como el que planteas. No obstante, hay lenguas peninsulares que no vienen del latín (aunque seguramente se vieran influenciadas por esta y la influenciaran a su vez): el euskera y el árabe (y todos sus numerosos dialectos), por ejemplo. Hay multitud de idiomas que han desaparecido, o de los que sólo se conservan algunas palabras y expresiones puntuales en castelano y otras lenguas peninsulares, y rescatarlos para Aquelarre (aunque sólo fuera saber de su existencia) sería genial.

Luis dijo...

Dos cosas.
En el segundo ejemplo, creo que “cicatriz” se pronunciaría más bien “sicatrits”.
Y "La v se pronuncia colocando los dientes sobre el labio inferior" aún hoy, pero eso sí, los españoles en general la pronunciamos bastante mal, simplemente como si fuera una "b".

Marcie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.