:: TIENDA :: :: EDITORIAL :: :: BLOG :: 

miércoles, 4 de febrero de 2009

El puente, una idea de aventura para Arcana Mvndi

Personajes recomendados: soldados romanos o relacionados con el ejército, como una milicia local. Tropas auxiliares.

Partiendo de una idea sencilla, un grupo de jugadores con personajes militares o relacionados con el ejército, pueden pasar una tarde agradable… o mejor dicho, desagradable, jugando a Arcana Mvndi.

Roma está en guerra, combatiendo contra una pequeña pero violenta caterva, ya sean bárbaros, salteadores o soldados amotinados. Una contienda innominada que no pasará a los anales de la gran historia pero que los personajes no olvidarán nunca.

Un grupo de personajes asociados al ejército o pertenecientes a él, tienen que cumplir una misión sencilla en principio: proteger el paso por un puente en zona aislada y poco importante.

Este puente de piedra tiene dispuesto en el centro una pequeña torre con barbacana, la cual bloquea el paso. La torre en realidad fue construida más como paso para cobrar un portazgo que una verdadera fortaleza militar. Por lo tanto los personajes tendrán que apañárselas para fortificar el lugar de forma más adecuada –ya sea requisando a los escasos lugareños, proveyéndose de un bosque cercano o cogiendo lo que tengan de interés los que pasen por allí-.

El tiempo no ayuda, ya que la lluvia y el calor se combinan para que moverse y preparar la defensa sea algo molesto. Lo único positivo es que el caudal del río aumenta y discurre con mayor violencia, impidiendo que el enemigo les sorprenda por ese camino.

Anochece y la lluvia deja de molestar al mitigarse. Mal momento pues a lo lejos, vigilando desde la torre, se ven jinetes sospechosos. Al poco la colina parece iluminarse tímidamente: las antorchas de los enemigos avisan de su presencia. Los personajes saben que puede ser el principio de una noche infernal.

Poco a poco las antorchas se acercan, cubriendo parte de la colina. Uno de los jinetes enemigos se acerca tranquilo y sin armas. Propone negociar. Lo único que quieren es pasar por el puente y seguir su camino.

¿Qué decidirán los personajes? ¿Cumplir órdenes y comenzar lo que saben será una lucha infernal? Aunque el puente posee la torre, los jinetes pueden intentar hacerla arder o asaltarla con cuerdas. Tienen una gran ventaja numérica. El resultado es incierto por ambas partes.

¿O bien los personajes les dejarán pasar? Esto sería incumplir órdenes, pero el tribuno que les envío a proteger el puente debería entender que se trataba de un enfrentamiento prácticamente suicida. Y que además de esta forma el puente quedaría intacto.

¡Por Marte y Minerva, cual será la decisión correcta!

1 comentario:

Sir dijo...

La verdad es que tiene buena pinta. Solo con imaginarmelos ya me entra la duda :P