:: TIENDA :: :: EDITORIAL :: :: BLOG :: 

lunes, 21 de marzo de 2011

Actual Play: La Mirada del Centinela (I)

Hace algunos días tuvimos la ocasión de jugar una partida de La Mirada del Centinela con jugadores ajenos al entorno de la editorial. Algunos de ellos han tenido a bien mandarnos sus experiencias, y aquí os las presentamos esperando que os resulten de interés.

- Actual Play por Daniel Pérez Espinosa

El otro día tuvimos la suerte y la oportunidad de jugar una partida de prueba a La Mirada del Centinela dirigida por Pedro J. Ramos. La partida tuvo el añadido de ser mediante Skype, pero eso no desmereció en nada la experiencia, sino que la enriqueció al irnos enviando Pedro J. imágenes de los PNJs y pdfs con trasfondos varios.

El sistema de juego me pareció enormemente ágil por incorporar Aspectos, con un concepto parecido al que existe en el sistema FATE y que tenía ganas de probar, y que no me decepcionó en absoluto. Los aspectos nos permitieron generar situaciones nuevas, repetir tiradas, hacer tiradas cuando la situación estaba perdida, etc., basándonos en descriptores de nuestros personajes. La situación que más me impactó fue cuando nuestro Centinela estaba a punto de ser tirado a una piscina de cemento por el bruto de turno, y activando un aspecto del jefe táctico del equipo ("no permitiré que muera otro!"), el Centinela sacó fuerzas de flaqueza, dio un salto con tirabuzón y se salvó de una muerte segura.

Hay que decir también que Pedro J. nos llevó al extremo del indie haciendo que fuéramos nosotros los que describiéramos los escenarios, lo cual nos permitió (después de pensarlo y repensarlo, que no estamos acostumbrados y nos pilló de nuevas) añadir elementos que nos favorecerían en nuestra pelea con los malos (la típica grua con la bola de demolición, la piscina de cemento -que luego se volvió en contra nuestra-, etc). Fue todo un reto pero fue muy satisfactorio.

Respecto al sistema de tiradas, se tiraban 3 dados y se elegía el del medio. Pero si gastábamos puntos de acción podíamos elegir el más alto. Este sistema nos sacaba un poco de las garras del puro azar, así que era de agradecer.

Hablando de la ambientación, fue una experiencia muy distinta a las que estoy habituado. Esto de que sólo uno de los personajes sea el que se está dando de tortas y que los demás (el líder táctico, el científico que hace los cachivaches, la hacker) estén al otro lado de la línea dándole órdenes o consejos resultó bastante divertido porque todos aportábamos nuestra creatividad y nuestras ganas y nos enfocábamos en una única acción. Interesante. Además nadie impide que estos PJs "tácticos" no puedan verse implicados en situaciones de acción si un enemigo se infiltra en la base o les afecta con tramas personales, al más puro estilo serie de TV como CSI, etc.

El tono de la campaña es de superhéroes pero realista, es decir, todos (o casi todos) humanos, y por lo que vimos del trasfondo, parece que hay unos cuantos villanos con sus tramas, suficiente para hacer campañas largas.

Lo que resulta interesante es que éste es un juego en el que no te haces cualquier superhéroe porque no puedes llevar a Batman, sino que llevas a Batman, así que toda la metatrama superheroica está hecha a medida.

En fin, una experiencia muy gratificante, y el añadido de los aspectos hace que la partida sea muy dinámica y divertida, y que los jugadores se involucren al máximo en la historia y en la escena

6 comentarios:

Selenio dijo...

Pinta interesante. Por lo que veo el sistema viene a ser una especie de "FATE meets RyF", no? XD

Selenio.

JC dijo...

Por mi experiencia personal suscribo al 100% este "actual play".

El Centinela tiene uno de esos sistemas intuitivos, ágiles y narrativos, transparentes, que no roban el protagonismo a la historia, pero sí la enriquecen (no pierdes ni un minuto recordando reglas o consultando el manual). Un decisión muy sensata, porque la ambientación está muy cuidada.

Manu "Strawdog" dijo...

Deseando estoy de que salga.

DaniSpite dijo...

A este juego le tengo ganas desde que empezasteis, hace ya bastante, a dejar píldoras de información. Hoy he leído gran parte del material de trasfondo que traía atrasado, y repasado vuestro actual play y alguno más que he encontrado por la red, y solo puedo decir que la ambientación (histórica y gráficamente) parece cuidadísima (me encanta el uso de tramas y tópicos de Batman en el entorno realista del juego), y que el sistema tiene pinta de ser sencillo y rápido. Entiendo además que el material del libro y las aventuras se centrará en jugar como el 'equipo Centinela', ya sea en la actualidad o, como sugieren las aventuras, en las distintas épocas.
Sin embargo, me surgen un par de dudas (aparte de las fechas, que entiendo el retraso por el cambio de sistema, y que las cosas de palacio...):
¿Al Centinela lo controla un jugador o lo hacen, en su papel como personajes de apoyo, entre todos?
Los aspectos ¿los puede 'invocar' cualquiera o cada uno solo los suyos propios? Son 10 por personaje, por lo que igual se salen un poco de madre...

Pedro J. Ramos dijo...

Hola DaniSprite, espero poder ayudar a solventar tus dudas.

1) En un principio, el Centinela lo controla un jugador, o mejor dicho, el jugador controla un personaje que se pone el traje. Por ejemplo en mis pruebas de juego hay dos personajes que se turnan tras el traje. Sin embargo, nada impide jugar con ese personaje como PNJ, y que los jugadores interpreten a los que están en la base. Como estamos descubriendo en las purebas de juego, el concepto del equipo de vigilantes es más amplio de lo que pueda parecer a simple vista.

2) Sí, se pueden invocar aspectos de los demás. La intensidad con la que se haga ya varía mucho. Nuestra experiencia es que en partidas one-shot si los jugadores interpretan personajes arquetípicos los demás suelen animarse a invocar aspectos, mientras que en las campañas la interacción entre jugadores y el conocer poco a poco a los jugadores facilita que todos acaben invocando, al menos los aspectos "principales" (Hitos, Complicación,...)

DaniSpitegG dijo...

Gracias por la respuesta, Pedro. El juego pinta bien, y también las aventuras. Ojalá llegue pronto...